Punzonadora

El vaso de cartón: un objeto simple de nuestro día a día que tiramos a la papelera en cuanto nos terminamos el café. Nadie lo diría, pero la fabricación de este producto es realmente costosa y requiere máquinas precisas y dinámicas. La nueva punzonadora Drusula 1200S del fabricante de máquinas envasadoras Weyhmüller, que cuenta con un sistema integral de control y accionamiento a cargo de Baumüller, cumple estos requisitos a las mil maravillas.

verpackung titelWeyhmüller, empresa de embalaje con sede en Neu-Ulmer, lanza al mercado una punzonadora especialmente dinámica, la Drusula 1200S. Esta máquina realiza por punzonado recortes de vasos de papel. Y gracias a la herramienta de impresión flexográfica opcional, permite estampar las piezas de papel directamente en la misma instalación. Con el sistema de automatización integral que abarca desde el control hasta el motor, Baumüller contribuye de manera importante al dinamismo y la eficiencia de la nueva máquina de Weyhmüller.

La máquina: dinamismo y confort

La Drusula 1200S se desarrolló por primera vez en 2004 y ahora se ha modificado para obtener un modelo optimizado de cara al futuro. Con un ancho de banda de 1250 mm, esta máquina permite fabricar recortes de vasos de distinto tamaño con un grosor de material de hasta 400 µm. Gracias a las modificaciones constructivas en el plano tanto mecánico como eléctrico, se ha logrado incrementar notablemente su productividad y aumentar en gran medida su capacidad para recortes pequeños, de 350 a 450 carreras por minuto. No obstante, esto también planteó nuevos retos a los desarrolladores. Así, debido a la alta velocidad las vibraciones de la máquina crecieron de forma importante, pero el fabricante de maquinaria solucionó este problema con un refinado truco: pesos contrarrotantes para equilibrar las cargas.

Asimismo, el uso de guías de cable modernas, tendidas por encima de la máquina en lugar de a lo largo del fondo, como era habitual, ha permitido reducir significativamente el coste del cableado y mejorar el acceso a la máquina desde todos sus flancos. El carro desarrollado por el propio fabricante de maquinaria posibilita, además, la sustitución cómoda de los rodillos y las herramientas. Gracias a este accesorio opcional, los cambios rápidos de producto, habituales en la industria del embalaje, no constituyen ningún problema.

La flexibilidad importa

drusula1200En la Drusula 1200S, la punzonadora y el mecanismo impresor están fabricados como módulos autónomos e independientes entre sí, cada uno de ellos equipado con un sistema de control Baumüller diferente. «Cada cliente nos transmite sus propias exigencias», explica Heinrich Peitz, director gerente de Weyhmüller, «por lo que, desde el desarrollo de la máquina, debemos tenerlo en cuenta para incorporar soluciones modulares que le aporten la flexibilidad necesaria». Así, el usuario también podrá reaccionar de manera rápida y sencilla a las posteriores modificaciones durante su proceso productivo.

La automatización

Baumüller ha contribuido a la optimización de la Drusula 1200S mediante un paquete de automatización y accionamiento integral compuesto por el controlador, el sistema electrónico, el motor y el servicio de asistencia.

La seguridad es lo primero

Uno de los aspectos más destacados de la automatización de esta punzonadora es la combinación en un mismo aparato de un controlador de seguridad y de funciones de control estándar. El safePLC de Baumüller abarca todas las tareas de mando, por lo que evita tener que incorporar un controlador de seguridad independiente. Esto permite reducir el coste de cableado y, además, ofrece la ventaja de que no es necesario contar con una transferencia de los datos entre el controlador del sistema y los controladores de seguridad. Las funciones de seguridad se desarrollan en el sistema electrónico de accionamiento y se ejecutan directamente a través del bus de campo. Así, no se producen pérdidas de tiempo, lo cual se traduce en una elevada frecuencia de ciclos y una óptima productividad de la máquina. La Drusula 1200S dispone de funciones de seguridad de mayor nivel que se pueden activar independientemente del estado de funcionamiento de la máquina.

Uno de los aspectos más destacados del sistema de automatización de esta punzonadora es la combinación en un mismo aparato de un controlador de seguridad y de funciones de control estándar.

En el sistema electrónico del accionamiento, Baumüller emplea su serie de convertidores b maXX 5000, elegida por los requisitos de seguridad de la máquina. Y es que los aparatos de la serie b maXX 5000 ofrecen un concepto versátil de seguridad que, gracias a los módulos de seguridad conectables conforme a las normas EN 62061 y EN 13849, permite elegir distintos paquetes de seguridad en función de las necesidades. Además, se trata de un sistema en serie que ahorra espacio, con varios ejes con alimentación que, en caso de reparación, se pueden sustituir por separado con gran facilidad y rapidez.

safePLC

Menos es más

El sistema al completo está equipado con servomotores Baumüller . En la punzonadora se emplean cinco accionamientos y en la impresora, tres. En la construcción de la Drusula 1200S, los expertos de accionamiento lograron renunciar a un accionamiento entero, lo cual ha contribuido a mejorar la eficiencia energética de la máquina. El llamado accionamiento de detención del avance quedó obsoleto una vez que los desarrolladores decidieron desplazar el avance sobre un disco de leva. Puesto que, en función de la composición del papel, la solución precedente daba pie a posibles deslizamientos que desgastaban el papel, la nueva construcción ha constituido también una aportación significativa a la protección del material. Así, gracias al conocimiento experto de los especialistas de Baumüller se han conseguido optimizar e incrementar la eficiencia y el funcionamiento de la máquina.

antriebeLos expertos en accionamientos lograron renunciar a un accionamiento entero y, así, contribuir a mejorar la eficiencia energética de la máquina.

Puesto que esta solución requiere un dinamismo extremo en el frenado y la aceleración del motor en cuestión, se utiliza el motor DSD2 con refrigeración hidráulica, que ofrece el alto dinamismo requerido y las mejores cualidades de arranque y parada para esta aplicación tan exigente.

El trabajo en equipo, clave del éxito

Durante todo el proyecto, Baumüller ha sido el colaborador del fabricante de máquinas envasadoras Weyhmüller para cualquier cuestión relacionada con la automatización y la tecnología de accionamiento. Así, aunque la programación de las funciones y de la visualización de la máquina ha sido realizada por un socio externo del fabricante de maquinaria, Baumüller le ha prestado su apoyo en todo momento durante el proceso. «Como mediana empresa, valoramos muchísimo el apoyo de un socio a largo plazo, pues así surgen innovaciones que se traducen en beneficios para nuestros clientes», apunta Peitz. Una vez concluido el desarrollo de la máquina, Baumüller siguió apoyando a este fabricante de maquinaria y, a día de hoy, aún es su referente para la puesta en marcha y la el servicio de asistencia. La oferta incluye también cursos de formación, utilizados por Weyhmüller para introducir a sus propios trabajadores en el manejo de la nueva máquina.

Conclusión

Baumüller ha apoyado al fabricante de máquinas envasadoras Weyhmüller en la optimización de la Drusula 1200S mediante un paquete de automatización y accionamiento integral compuesto por el controlador, el sistema electrónico, el motor y el servicio de asistencia. Los expertos en accionamientos lograron, entre otras cosas, renunciar a un accionamiento entero y, así, contribuir a mejorar la eficiencia energética de la máquina. Uno de los aspectos más destacados del sistema de automatización de esta punzonadora es el safePLC de Baumüller, que combina en un mismo aparato un controlador de seguridad y funciones de control estándar.

Gracias al apoyo de Baumüller, con su nueva punzonadora Weyhmüller ha logrado incrementar la frecuencia de ciclos y ofrece a sus usuarios finales una productividad significativamente superior. La estrecha colaboración entre la empresa de maquinaria Weyhmüller y los especialistas en automatización Baumüller ha dado como resultado un sistema notablemente más eficiente y el aprovechamiento pleno de todo el potencial de optimización. Gracias a esta colaboración a largo plazo, que va más allá de la fase de desarrollo, Weyhmüller y sus clientes tienen a su disposición todo el conocimiento experto de Baumüller para las próximas tareas de puesta en marcha y de asistencia y reparación a lo largo del ciclo de vida útil de la máquina.

Estamos a su disposición para ayudarle
Contacte con nosotros para trasladarnos su pregunta o sugerencia.
Estaremos encantados de recibir su mensaje.
 
scroll to the top